Buscar

23 de abril, día de Castilla y León

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on pinterest

El 23 de abril se celebra el día de Castilla y León. Fecha en la que se conmemora el aniversario de la batalla de Villalar. Decisiva batalla de la Guerra de las Comunidades de Castilla. 

El municipio vallisoletano de Villalar de los Comuneros se engalana cada 23 de abril, para celebrar el día de los castellanoleoneses. 

Villalar se inunda este día de conciertos de música, bailes tradicionales, mercados artesanales y gastronómicos que reúnen, cada año, a miles de personas que se acercan a Villalar para hacer gala de su espíritu regional, aprovechando la ocasión para pasar un día familiar y de encuentro.  

[adinserter block=”2″]

En esta fiesta se potencian los valores históricos, artísticos y tradicionales de la Comunidad, con actividades organizadas con motivo de esta festividad. 

Aunque debido a la situación actual que nos ha tocado vivir, las celebraciones han tenido que modificarse, no perdemos la esperanza de que dentro de poco, todo vuelva a la normalidad y podamos volver a ver la campa de Villalar engalanada y llena de olores, colores, música y tradiciones, como años anteriores. 

Como las celebraciones y fiestas para conmemorar este día festivo,siempre han ido acompañadas de la mejor gastronomía de la región, os queremos dar algunas ideas para elaborar un menú especial desde casa para el día de hoy: 

Podemos empezar por unos aperitivos recurriendo a la gran variedad de embutidos de la comunidad autónoma, como el jamón, lomo, chorizo, cecina, o un exquisito plato de alguna de las variedades de las morcillas de nuestra comunidad. 

Imagen de www.traveler.es

Como plato principal podemos decantarnos por un buen asado castellano, como el lechazo. En Castilla y León existe una gran tradición de asar animales no destetados, como lechales, cochinillos y cabritos. A los que se unen cuchifritos, calderetas y guisos, como el de cuellos de lechazo. 

Si queréis un plato de cuchara, lo más recomendable es recurrir a las legumbres, variadas y deliciosas por toda la comunidad. En Castilla y León disponemos de Indicaciones Geográficas Protegidas: I.G.P. Judías del Barco de Ávila, I.G.P. Alubia de la Bañeza de León, I.G.P. Lenteja de la Armuña, I.G.P. Lenteja Pardina Tierra de Campos, I.G.P. Garbanzo de Fuentesaúco y Marcas de Garantía como M.G. Garbanzo de Pedrosillo y M.G. Judión de la Granja. ¡Difícil escoger! 

Foto de www.lacocinadeeu.com

Si no podéis tomar una decisión entre carne o legumbres, no os preocupéis, es normal. Existe la opción de ponerlo todo sobre la mesa con algo tan delicioso como un buen cocido, de la forma tradicional, o, por qué no, al revés, como el cocido Maragato.  

Y como este año las celebraciones de este día son diferentes, recurrimos a un refrán que dice: “Las penas con pan, son menos penas”. 

¡Qué sería de todos estos platos sin un buen compañero como es el pan!  

Existen infinidad de tipos de pan en nuestra Comunidad, todos riquísimos: la hogaza de León, el pan lechuguino, la barra Fabiola, el pan de Montejos, el pan de Polea, el pan de cuatro canteros… cualquiera de ellos acompaña en total armonía a todos los platos que hemos nombrado. 

Y si ¡al pan, pan, y al vino, vino! No puede faltar en nuestras copas un buen acompañamiento para maridar todos estos manjares que hemos citado. También es difícil elección. Podemos elegir entre la gran variedad de vinos que nos ofrece la región. Son tantos y tan deliciosos, que no podríamos nombrarlos a todos en este breve recorrido: Ribera del Duero, Vino de Toro, Rueda, Cigales… ¡Todos son estupendos para alzar la copa y brindar! 

Y como postre, para cambiar los gustos del paladar, podemos elegir entre las diferentes especialidades que se esparcen por cada provincia, como las Yemas de Ávila, los Lazos de San Guillermo de León, el Bollo Maimón de Salamanca, las Aceitadas de Zamora, los Socorritos de Palencia, el Ponche Segoviano, el Postre del Abuelo de Burgos, o el Valadar de Valladolid. 

¡Y con el culín de vino que nos sobró de la comida, y con un libro entre las manos para reposar la tarde, no se nos ocurre mejor brindis para rematar el día que alzar la copa y decir: “ ¡Salud! “ 

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios