Torreznos de Soria

Creo que solamente, con leer el título, ya se nos hace la boca agua…

Empecemos desde cero: ¿qué son los torreznos?:

Los torreznos son tiras gruesas de tocino o panceta de cerdo, que se preparan fritas en aceite.

Para la elaboración de Torrezno de Soria se selecciona la zona más jugosa del cerdo, la parte ventral, que también se conoce como “alma o íntima”.

El nombre de torrezno proviene de la palabra torrar, que significa asar acercando algo al fuego para que se dore,

Imagen de @torreznissimo

Los torreznos se caracterizan porque, después de freírlos a fuego bajo, se obtiene una corteza crujiente y dorada, cubierta de burbujas, con algo de carne magra y grasa en la parte inferior que les aporta mucha jugosidad.

Los torreznos son uno de los platos más tradicionales en España para tomar como aperitivo o como guarnición, pero también está aumentando el consumo de torreznos como plato principal.

La historia de los torreznos va ligada a la matanza del cerdo en las zonas rurales. Con los productos obtenidos de la matanza, la gente de los pueblos hacía acopio de carne para el resto del año. Para conseguir una mejor conservación de las carnes y embutidos, algunos productos se freían en grandes ollas de barro con manteca, dosificando así su consumo.

El Torrezno de Soria es uno de los torreznos más populares de España.

Se trata de una pieza compuesta de: corteza crujiente y dorada, por un lado, y magro tierno y tocino, por el otro lado, que lo convierten en un delicioso manjar que conquista el paladar de todo el que lo prueba.

El auténtico Torrezno de Soria es tan apreciado debido a la forma única de elaboración de la panceta de cerdo adobada. Acompañan unas condiciones meteorológicas únicas y apropiadas para la curación de este apreciado producto. También es diferente por la forma de cortar la panceta y, sobre todo, por la manera de freírla.

Entre 2000 y 2001, la Asociación de Fabricantes de Torrezno de Soria en colaboración con el Patronato de Desarrollo Integral de la Diputación, inició los trámites para conseguir una Indicación Geográfica Protegida para el producto.

Corteza crujiente y dorada, por un lado, y magro tierno y tocino, por el otro lado

Casualidades del destino, se encontró más tarde un documento del siglo XV que narraba cómo la Inquisición obligaba en Soria a comer torrezno a los judíos y musulmanes conversos para acreditar su fe.

El torrezno de Soria está protegido por su propia Marca de Garantía de Castilla y León desde 2013.
La Marca de Garantía Torrezno de Soria asegura que está elaborado según las normas establecidas en su Reglamento de Uso, siendo diferente de otros torreznos, y exclusivo de la tierra de Soria.

Con la denominación Torrezno de Soria lo que se busca es homogeneizar la producción bajo el sello de la Marca de Garantía, permitiendo particularidades como el adobado, que puede ser por inmersión en cubeta o por aplicación directa en las pancetas, o el tamaño.

El Torrezno de Soria se comercializa en los siguientes formatos:

Panceta adobada: panceta de cerdo adobada con sal y pimentón y curada en secaderos tradicionales. Se puede comercializar en distintos formatos, bien en piezas enteras o troceadas.

Panceta adobada cortada en tiras: panceta de cerdo adobada con sal y pimentón y curada en secaderos tradicionales. Cortada en tiras. Se comercializa envasada al vacío.

Torrezno precocinado: elaborado con panceta de cerdo adobada con sal y pimentón y curada en secaderos tradicionales. Cortada en tiras y semi frita. Se comercializa en bandejas envasadas al vacío.

Después de leer todo esto, ¿a quién no le apetece un aperitivo de torreznos de Soria acompañados de una bebida bien fresquita?

¡Que no se pierda la fabulosa tradición española del tapeo, por favor!

Y si sois de los que os gusta cocinar, os dejamos una receta para que elaboréis los auténticos Torreznos de Soria.

¡Esperemos que os guste!

Imagen de traveler.es

Elaboración torreznos

Dejamos secar la panceta a temperatura ambiente durante 24 horas. Tapadlo con una campana perforada para evitar que le caigan residuos encima. También se puede cubrir con un poco de papel de cocina.

Vierte aceite de girasol o de oliva, (según gustos), en una sartén grande. Lo suficiente para cubrir la mitad de un torrezno. Colocamos a fuego medio bajo.

Mientras toma temperatura el aceite, corta la panceta en tiras de 2.5 cm de grosor.

Coloca las tiras en la sartén con la piel hacia abajo.

Fríe los torreznos durante 30-40 minutos a fuego medio. El aceite debe cubrir la mitad del torrezno. En caso de que no sea así, añade un poco más hasta que llegue a esa altura.

Al cabo de unos minutos, comenzarán a aparecer burbujas en la piel. Dejamos boca abajo hasta que aparezcan por toda la superficie.

Giramos para cocinar los laterales y favorecer que las burbujas se formen también. El tiempo final de cocción dependerá de la sartén y del calor utilizado, pero este no debe ser elevado.

Una vez que la piel esté cubierta de burbujas y con una corteza texturizada y dorada, retiramos los torreznos de la sartén con una espumadera.

Colocamos sobre papel de cocina o en un colador amplio para que escurran.

Dejamos enfriar durante unos minutos antes de comer.

Y ¡a disfrutar!

Receta: bake-street.com

Fuentes del artículo:
Larazon.es 
Bake-street.com 
https://www.itacyl.es/-/mg-torrezno-de-soria